Inicio Selección Económica En el segundo trimestre, la creación de empleo, especialmente en el sector...

En el segundo trimestre, la creación de empleo, especialmente en el sector privado, muestra un descenso

La creación de empleo ha estado impulsada sobre todo por el sector privado y ha ido de más a menos en el segundo trimestre del año, según se desprende del estudio presentado este viernes por el Instituto EY-Sagardoy Talento e Innovación.

Se trata de la VII edición del Human Capital Outlook: ‘Tomando el pulso al mercado laboral’. El informe trimestral, elaborado con la colaboración de Fedea, destaca la aceleración del crecimiento del empleo en la primera parte del segundo trimestre y su moderación desde entonces. Al mismo tiempo, el ritmo mensual de crecimiento de la afiliación se habría dividido por cuatro desde finales de primavera hasta comienzo de otoño. Todo ello, en un momento de ralentización económica y nuevas incertidumbres internacionales, donde el Gobierno en interinidad “transita ante retos en materia laboral de gran relevancia”.

La presentación de este Observatorio contó con las intervenciones destacadas de Fátima Báñez, presidenta del Instituto EY-Sagardoy y ex ministra de Empleo y Seguridad Social; Íñigo Sagardoy, vicepresidente del Instituto EY-Sagardoy y presidente de Sagardoy Abogados; y Martín Godino, socio director de Sagardoy Abogados. Por parte de EY participaron Juan Pablo Riesgo, secretario del Consejo Asesor del Instituto EY-Sagardoy y socio responsable de EY Insights; y Olga Cecilia, socia responsable de Compensación y Pensiones de EY.

Leer más:  Expertos del Real Instituto Elcano anticipan desaceleración global por inflación y subida de tipos

A lo largo de la presentación del informe, la presidenta del Instituto EY-Sagardoy Talento e Innovación, Fátima Báñez, señaló que “el empleo sigue siendo la gran preocupación de los españoles, y para las empresas la atracción de talento es el reto inmediato para crecer. Pongamos todo el empeño en atraer, motivar y retener todo el talento, que es la gran palanca de competitividad de España. Gracias al Instituto EY-Sagardoy, y a todos los colaboradores, el análisis riguroso, las alianzas empresariales y la colaboración público-privada harán que alcancemos antes ese objetivo compartido por la sociedad española”.

Para Íñigo Sagardoy, vicepresidente del Instituto EY-Sagardoy y presidente de Sagardoy Abogados, “el informe destaca retos legales actuales, como la discriminación salarial, la sobrecualificación y el desajuste ocupacional entre trabajadores con educación terciaria en España. Necesitamos acciones que ayuden a modernizar nuestras políticas activas de empleo, mejorar la formación, apostar de manera decidida por la ciencia y la innovación, y orientar nuestra fiscalidad hacia la atracción de talento y la creación de oportunidades. Estas acciones no solo impulsarán la equidad en el ámbito laboral, sino también fortalecerán la competitividad de nuestro país en un mundo en constante evolución”.

CONCLUSIONES

Según se desprende del estudio, la creación de empleo, impulsada por el sector privado, fue de más a menos durante el segundo trimestre de este año y el crecimiento de la intensidad en dicho empleo impulsó la productividad real por ocupado pese a la reducción del PIB por hora trabajada.

Leer más:  Bank of Climate innova con una línea de negocio centrada en el asesoramiento en descarbonización

Además, el incremento de horas por trabajador permitió que la productividad real por ocupado aumentara en este segundo trimestre tras encadenar tres trimestres de caídas y compensó la disminución de la productividad por hora trabajada, que había crecido de forma ininterrumpida desde el segundo trimestre de 2022. Aun así, el producto y las horas por trabajador no han recuperado el nivel previo a la pandemia, mientras que la productividad por hora trabajada apenas se situó un 0,1% por encima.

Refleja también que el dinamismo en los niveles de ocupación redujo la tasa de paro, y la incidencia del desempleo de larga duración recuperó la senda descendente. A pesar del incremento de la participación laboral, la tasa de desempleo cayó hasta el 11,6% en el segundo trimestre de 2023 (11,7% si se descuentan los efectos estacionales y de calendario) y se aproximó a los registros de 2008. La bajada del número de parados que llevaba más de un año buscando empleo fue mayor que la del total, por lo que la incidencia del paro de larga duración menguó hasta el 42,9%, frente al 50,4% en el 2T de 2019.

Leer más:  Marruecos aboga por el equilibrio, el derecho internacional y la paz en la complicada situación de Oriente Medio

En lo que respecta a los salarios, el estudio indica que crecieron, aunque el aumento del coste laboral se ralentizó en el segundo trimestre, más por trabajador que por hora, debido al avance moderado de las cotizaciones sociales. En el segundo trimestre de este año, la remuneración por asalariado en España se situó un 9% por encima del nivel prepandemia; el aumento de la retribución por hora trabajada fue mayor (12%), siendo el avance de los salarios similar al de las cotizaciones sociales.

Mientras, la tasa de temporalidad de España ha convergido con las de los países de su entorno, aunque continúa a la cabeza de la UE. La reforma laboral del 2021 ha permitido que la tasa de temporalidad se haya reducido 7 puntos porcentuales hasta el 17,3%, y se sitúa a tanto solo 0,1 punto de la tasa de temporalidad portuguesa, a 1,5 de la italiana y a 2,2 de la francesa. Sin embargo, a pesar de la reforma laboral, España continúa destacando por sus elevadas tasas trimestrales de salida del empleo al paro, y sigue ocupando el segundo lugar en el ranking de temporalidad


- Te recomendamos -
Artículo anteriorStoneweg elige a Juan Manuel Sevillano Campalans para dirigir su innovadora división cultural y educativa